IAG ha registrado un beneficio neto de 1.484 millones de euros en 9 meses, lo que implica un incremento del 25,8% respecto al mismo periodo del pasado ejercicio.
 
El beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales ha sido de 1.915 millones de euros hasta septiembre-frente a los 1.805 millones de euros alcanzados el pasado año-lo que supone un aumento del 6,1%.

Los ingresos de la aerolínea han alcanzado los 17.272 millones, lo que supone una mejora del 0,9% con respecto al 2015, cuando obtuvo unos ingresos de 1,205 millones de euros antes de partidas excepcionales. Los ingresos unitarios de pasaje en este trimestre han disminuido un 13,7%.

El Consejero Delegado de IAG, Willie Walsh afirmó que "aunque el desempeño fue sólido, estos resultados se vieron afectados por un difícil entorno operativo con un impacto negativo de los tipos de cambio muy significativo de 162 millones de euros, debido principalmente a la debilidad de la libra esterlina y a las continuas interrupciones operativas provocadas por las huelgas de controladores aéreos".

Del mismo modo, ha anunciado el pago de un dividendo a cuenta de 11 céntimos por acción, un 10% respecto al pasado año.  Walsh ha afirmado que al igual que el pasado, esperamos que el dividendo a cuenta sea aproximadamente la mitad del dividendo anual.