IAG emitirá dos tramos de bonos senior no garantizados y convertibles en acciones ordinarias de IAG. Los fondos obtenidos se destinarán a finalidades corporativas, como la financiación de la adquisición de Aer Lingus. 


El primer tramo se realizará por un importe nominal inicial propuesto de aproximadamente 500 millones de euros con vencimiento en 2020 (los “Bonos 2020”).

El segundo tramo se realizará por un importe nominal inicial propuesto de aproximadamente 500 millones de euros con vencimiento en 2022 (los “Bonos 2022” y, conjuntamente con los Bonos 2020, los “Bonos”).

En todo caso, el importe nominal conjunto de los Bonos no excederá de 1.000 millones de euros.

Se prevé que la fijación de los términos definitivos de los Bonos tenga lugar y sea anunciada a lo largo del día de hoy, y que la liquidación y emisión de los Bonos tenga lugar alrededor del 17 de noviembre de 2015.

Está previsto que los Bonos 2020 devenguen intereses a un tipo fijo de entre el 0,25 y el 0,75% anual y que los Bonos 2022 devenguen intereses a un tipo fijo de entre el 0,625 y el 1,125% anual, pagaderos en ambos casos por semestres vencidos. Se espera que el precio de conversión de los Bonos se fije atendiendo a una prima de conversión de entre el 52,5 y el 62,5% sobre el precio medio ponderado por volumen de las Acciones en la Bolsa de Londres durante el período comprendido entre el lanzamiento de la Emisión (launch) y la fijación del precio de los Bonos (pricing).

Los Bonos se emitirán al 100% de su valor nominal y, salvo amortización anticipada, conversión o compra y cancelación anticipada, serán amortizados por el 100% de su valor nominal en su respectiva fecha de vencimiento.

Los fondos netos obtenidos serán destinados a finalidades corporativas generalesincluyendo (sin limitaciones) la amortización del préstamo puente suscrito por AERL Holding Limited, filial de IAG, para financiar su adquisición de Aer Lingus Group.

IAG tendrá la opción de amortizar anticipadamente la totalidad de los Bonos una vez transcurridos aproximadamente tres años (para los Bonos 2020) y cinco años (para los Bonos 2022) desde su respectiva fecha de emisión, por una contraprestación equivalente a su valor nominal más los intereses devengados. 

Estos Bonos contienen una protección frente al dividendo, lo que es consistente con la intención de IAG de pagar un dividendo sostenible. A este respecto, difieren de los términos y condiciones del bono convertible de IAG emitido en 2013 el cual se emitió con anterioridad a la formulación de la política de dividendos de IAG.