El mercado ha abierto plano con algo de sesgo alcista y creo que esta semana pendientes de la reunión del BCE. Estamos en un inpass, sigue la amenaza de la deflación. Ayer tuvimos resultados decepcionantes de Morgan Stanley, Intel y Halliburton. 
 Parece que comienza a ser momento de rotación de EEUU a Europa, aunque las carteras de Estados Unidos siguen estando fuertes. El petróleo volvió a caer y el cobre, tras el PIB de China, y lo que podemos esperar es lateralidad mientras no se rompan al alza o a la baja niveles clave en los mercados.

El precio del petróleo puede estar en un rango lateral entre los 50 y los 36 dólares todo el primer semestre de 2016. Cuando se aproxima a niveles de 50 dólares se revierte rápidamente la tendencia.

Es momento de mirar oportunidades que haya en sectores defensivos y con algo más de previsión, como el bancario, o en compañías concretas de servicios. Si hablamos de bancos, Sabadell y Caixabank se pueden comportar bien e incluso compañías medianas que pueden hacerlo mejor y que no tengan tanta presencia a Latinoamérica.

En el DAX hay que vigilar los 10.220-10.230 puntos pero hay un nivel que son los 10.350 puntos que serán claves para ver si las subidas de las últimas semanas son un rebote o algo más. En el caso del Ibex tenemos un nivel cercano a los 10.300 puntos, que será la zona a vigilar. Y por debajo, hay un abismo de soportes con lo que no debería perder niveles mínimos de agosto o septiembre.

Declaraciones a Radio Intereconomia