MADRID, 05 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Ganancias destacadas para Credit Agricole en la bolsa de París tras publicar resultados, pese al tremendo impacto que ha tenido la quiebra de Banco Espírito Santo (BES) en sus resultados.
GRANDES PROVISIONES
El beneficio neto de Credit Agricole ha bajado hasta 17 millones de euros en el segundo trimestre, debido a que la entidad ha tenido que provisionar 708 millones de euros por la quiebra de BES, banco en el que controlaba el 14,6% del capital.
Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.
En concreto, Credit Agricole ha registrado una pérdida extraordinaria de 502 millones de euros durante el trimestre, después de que BES presentara la semana pasada una pérdida trimestral de 3.490 millones de euros.
Además, el banco francés ha provisionado 206 millones de euros para situar en cero el valor de su participación en BES. En el mismo periodo del año pasado, Credit Agricole presentó un beneficio de 698 millones de euros.
Por su parte, los ingresos trimestrales han bajado un 6%, hasta 3.930 millones de dólares. El mercado valora que el banco no prevé pérdidas adicionales por su participación en BES.
“Sólo podemos decir que nos sentimos engañados por una familia con la que Credit Agricole quiso construir una colaboración real para construir el mayor banco privado de Portugal”, ha dicho el consejero delegado del banco, Jean-Paul Chifflet.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí