Gamesa ha dado un paso más en su apuesta por el mercado eólico brasileño, al cumplir con los nuevos requisitos de contenido local establecidos hace apenas cuatro meses por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) para empresas extranjeras que operan en Brasil. Hasta el momento, solo una compañía más alcanza ya estos requerimientos. 

La nueva normativa, cuyo cumplimiento es necesario para el acceso a líneas de financiación del BNDES, endurece los requisitos para el registro y verificación del contenido local de los aerogeneradores fabricados en Brasil, con ampliación progresiva de la cantidad de componentes nacionales en los equipos hasta 2016. Hasta ahora, el criterio del BNDES era financiero -el 60% de la inversión total tenía que ser desembolsada ​​en el país-. Pero, desde enero de 2013, los fabricantes deben cumplir con unas etapas establecidas por el banco, que se amplían cada seis meses hasta el año 2016. El marco inicial contempla que se fabriquen en Brasil tres de estos cuatro componentes de los aerogeneradores: torre, palas, hub y nacelle.

Así, el BNDES ha certificado que Gamesa cumple con estos nuevos requisitos: la compañía cuenta con una planta para el ensamblaje de nacelles y hubs en Camaçari, en el estado de Bahía, desde 2011; además, trabaja con suministradores locales para la fabricación de torres (Torrebras, Engebasa e ICEC/SCS) y de palas (Tecsis).   

“Brasil es uno de nuestros mercados prioritarios a corto y medio plazo. Nuestra estrategia para consolidarnos como uno de los principales fabricantes del mercado brasileño se basa en la combinación de nuestro liderazgo tecnológico global con el conocimiento local y el compromiso con el desarrollo de las comunidades, como creadores de empleo y generadores de riqueza, con alianzas y compras a proveedores locales", explica Edgard Corrochano, Director Regional de Gamesa en Cono Sur.

Contratos de suministro de 900 MW en Brasil

Desde que Gamesa iniciara la producción industrial en Brasil, hace casi dos años, la compañía ha reforzado su presencia en el país con contratos de suministro de más de 900 MW, en proyectos que se desarrollan en tres de las principales zonas con recurso eólico del país: Ceará, Bahía y Río Grande do Sul. A finales de 2012, Gamesa había instalado 96 MW en el país.

Además de en Brasil, Gamesa está presente en otros países de Latinoamérica, donde ha instalado casi 1.000 MW, en países como México, Honduras, Argentina y Costa Rica. Latinoamérica es un mercado estratégico para la compañía: en el primer trimestre de 2013, representó el 53% del total de las ventas.

Gamesa (www.gamesacorp.com)

Diecinueve años de experiencia y la instalación de 27.000 MW en 40 países consolidan a Gamesa como uno de los líderes tecnológicos globales en la industria eólica. Su respuesta integral incluye el diseño, fabricación, instalación y la gestión de servicios de operación y mantenimiento, que gestiona en más de 19.000 MW. Gamesa también es referente mundial en el mercado de la promoción, construcción y venta de parques eólicos, con cerca de 6.000 MW instalados y una cartera de 18.000 MW en diferentes fases de desarrollo en Europa, América y Asia.