El programa de la Fundación Junior Achievement, con el que colabora Endesa por segundo año consecutivo, pretende impulsar las carreras STEM (Ciencias, Ingeniería, Tecnología y Matemáticas), fomentar el liderazgo de la mujer en este sector y orientar a los jóvenes hacia su futuro profesional.

endesaRomper barreras y abrir oportunidades; dar a conocer entre los estudiantes las oportunidades de empleabilidad de las que son las profesiones más demandadas por el mercado laboral; y fomentar el liderazgo de la mujer en este sector. Esos son los principales objetivos del programa “Orienta-T” puesto en marcha por la Fundación Junior Achievement, con el que colabora Endesa, y que hace unos días ha puesto el punto y final a su segunda edición.

El programa está dirigido a estudiantes de 14 a 16 años y profesores de Educación Secundaria y pretende crear un espacio referente para la orientación profesional, a través de una serie de eventos que combinan historias inspiradoras, personales y profesionales, de voluntarios y talleres prácticos.

En las dos ediciones, 35 voluntarios de Endesa han acercado el mundo de las ciencias a 7.657 alumnos de 3º ESO (14 a 16 años), de diferentes colegios de Madrid, Barcelona, Sevilla y La Coruña.

Los voluntarios, profesionales de la rama de las ciencias, ingeniería, tecnología y matemáticas, han compartido con los alumnos sus vivencias en torno a estas vocaciones y carreras, a través de sus historias personales. Tras las ponencias, los alumnos han podido realizar talleres prácticos, enfocados al autoconocimiento y a la toma de decisiones, mientras que los docentes han podido disfrutar de un espacio de encuentro entre profesores y orientadores para analizar las herramientas de las que disponen, los problemas a los que se enfrentan y las posibles soluciones. De esta manera, se pretende dotar al profesorado de materiales didácticos para que puedan trabajar en sus centros educativos y fomentar así el efecto multiplicador de la iniciativa.

Disciplinas STEM

Y es que, en esta última década, el número de matriculaciones universitarias en disciplinas STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics) ha descendido en un 25% en Europa, y un 40% en España y, sin embargo, la demanda de posiciones de este tipo de carreras en la unión Europea se prevé que será de un 14% en 2020, frente al 3% de la demanda general de profesionales*. Y sin embargo, A medida que la innovación tecnológica se vuelve fundamental para el desarrollo futuro, el crecimiento y el progreso, tanto en el ámbito social como en el económico, existe una necesidad apremiante de estimular el interés de las nuevas generaciones por los estudios STEM.

Pero es que además, en nuestro país, existe un fuerte sesgo de género. Según la OCDE, la proporción de alumnas puede quedar reducida hasta un 12% en áreas como las tecnologías de la información y la comunicación.

Por eso desde Endesa apoyamos programas como Orienta-T y promovemos iniciativas como el "Día internacional de las niñas en las TIC", que encaja en el marco de la Política de Diversidad e Inclusión de la compañía. Con este marco de fondo, el pasado mes de mayo celebramos en el Open Power Space de Endesa, una jornada con 55 niñas, de entre los 14 y los 16 años, estudiantes de ESO de tres colegios de Madrid para estimular precisamente el interés de estas nuevas generaciones por los estudios STEM.  El objetivo fue a jornada fue dar a conocer a las jóvenes de primera mano los diferentes trabajos que se pueden realizar en el ámbito digital y las posibilidades de salida profesional que tienen los diferentes estudios técnicos así como acercar el mundo laboral de una gran empresa para que estas alumnas conozcan de manera más cercana las posibilidades que ello ofrece.

El voluntariado corporativo en Endesa

Orienta-T tiene además un componente adicional y es el del voluntariado corporativo. Es uno de los muchos programas lanzados desde Endesa,  porque consideramos que participar en un programa de voluntariado corporativo es una experiencia vital muy intensa, fomenta el orgullo de pertenencia a la empresa y ayuda al desarrollo del talento y de las habilidades que sirven mucho en el día a día, tanto laboral como profesional. Muchas cosas buenas que ayudan a que la implementación de muchas de estas iniciativas sea sinónimo de éxito. Y las cifras hablan por sí solas: 950 empleados de Endesa lo han podido vivir de cerca en estos últimos tres años y gracias ellos se ha podido ayudar a 2.186 personas de los cuales la mayoría son jóvenes estudiantes, desempleados o personas en situación vulnerable.

En la actualidad la compañía centra sus esfuerzos en distintos tipos de iniciativas y proyectos: en primer lugar, lleva a cabo proyectos de ayuda a personas en riesgo de exclusión social, para que desarrollen sus conocimientos y habilidades que les permitan reincorporarse al mundo laboral. Aquí encontramos proyectos como “Sabes más si compartes lo que sabes”,  “Energía para el futuro”,  “Hablemos sin barreras” y el “Proyecto Coach”.

Otra línea de actuación del voluntariado corporativo en Endesa son los proyectos enfocados a ayudar a mujeres víctimas de violencia de género. Este es el caso del programa formativo c on el que Endesa, en colaboración con la Fundación Integra, ayuda desde 2016 a mujeres dentro de este colectivo. En concreto se han realizado ediciones en Sevilla, Barcelona y, a partir de este año, también en Madrid.

Y por último, cabe destacar la línea de actuación más ligada al negocio y actividad de la Compañía, y ésta es la que se realiza a través del proyecto de “Voluntariado Energético”,  dirigido a hogares que se encuentran en situación de pobreza energética, con una actuación a dos niveles: recomendaciones para que estas familias optimicen su factura eléctrica, y rebajen su consumo energético; y también, a través de la identificación de situaciones de riesgo en sus instalaciones eléctricas, para posteriormente ser corregidas por instaladores certificados.