“El mercado está mirando a lo que pueda ocurrir mañana. El diablo está en los detalles y veremos qué pasa con los 500.000 millones de euros y cómo querrá hacerlo.

El tema del crudo también hace al BCE observar qué está sucediendo. Este stanb by viene acompañado de escasos datos macro”.


*Declaraciones a Radio Intereconomía