El BCE mantiene tipos de interés en el 0.05%, tal y como estaba previsto. Habrá que estar pendientes de las pistas que de a las 14:30 horas Mario Draghi. Pero ¿cuáles son las tres claves a tener en cuenta en la reunión de hoy?



Una vez conocida la decisión - el BCE mantiene tipos de interés en su mínimo histórico, el 0.05% - toca estar pendientes de la rueda de prensa que dará Mario Draghi a las 14:30 horas.  Pocas novedades en una reunión en la que toda la atención estará centrada en Grecia: entre acuerdos y dimes y diretes en una semana clave para el país. Tal y como explican los expertos de Barclays, el organismo monetario mantendrá su política monetaria regular hoy “con lo que no esperamos información sobre política monetaria. Eso sí, Grecia será la protagonista de la ronda de “preguntas-respuestas” aunque “no esperamos cambios en la posición del BCE, especialmente desde la negociación entre las instituciones y el gobierno griego en la fase crucial”.

Grecia: ¿acuerdo o no?
De hecho, la UE y el FMI ultiman la propuesta común para Grecia. Por tanto, la delicada situación del país heleno acaparará más de una pregunta tras la rueda de prensa. La siguiente fecha límite para un pago es el viernes y hasta entonces ya se han escuchado todo tipo de declaraciones y especulaciones que ponen el foco más aun en la región. Una situación que hará debilitar aun más el mercado de deuda lo que podría llevar al BCE a acelerar las compras de su programa para dar soporte.

A día de hoy nadie cada vez son más las voces que dejan de lado una posible salida de Grecia. De hecho, el economista jefe de Commerzbank, Jörg Krämer, considera que el impago de Grecia de un tramo de 300 millones de euros del préstamo del FMI que vence el 5 de junio no significaría automáticamente una salida de la zona del euro. Krämer prevé que en caso de que Grecia no cumpla sus obligaciones financieras con el FMI, las agencias de medición de riesgos no bajarán la calificación de Grecia a "impago" y que el BCE seguirá proporcionando liquidez de urgencia a través del Banco de Grecia, aunque con recortes de valor mayores. Hasta el 19 de junio Grecia tiene que pagar 1.500 millones de euros al FMI, los siguientes pagos son el 12, 16 y 19 de junio. La salida forzada de Grecia de la zona del euro podría generar un peligroso precedente si otros países se vieran bajo presión en el futuro, según algunos analistas y operadores de los mercados financieros.

Calendario pagos de Grecia

Calendario pagos Grecia


Tal y como expresa José Luis Martínez, estratega de Citi “ Tsipras dice que Grecia está en el final de unas negociaciones muy difíciles. El Presidente del Eurogrupo dice que un acuerdo esta semana es teóricamente muy complicado. Difíciles, complicado....y casi cinco meses así. Pero, al menos, el ECB sigue apoyando a la solvente banca griega con financiación....”

Valoración del QE
Es precisamente esa pata – la de la inyección monetaria que mensualmente hace el BCE sobre el mercado de deuda – otra de las variables a las que habrá que atender. Se espera que el organismo presidido por Mario Draghi haga su balance sobre el programa de compras, en el que se ha invertido un total de 5.909 millones de euros en deuda soberana española durante el mes de mayo, lo que eleva hasta 16.823 millones las compras totales de bonos españoles en los tres primeros meses del programa de expansión cuantitativa.

De hecho, a cierre de mayo, la deuda española era la cuarta con mayor presencia en la cartera del BCE, por detrás de Alemania, Francia e Italia, con compras que van desde los 34 mil millones hasta los 23 mil millones de euros. Además, veremos todo lo que el BCE pueda adelantar sobre acelerar las compras de bonos durante los meses de mayo y junio, lo que ha provocado un aumento de las compras por parte de los inversores.

Perspectivas macro: en línea con las anteriores

Durante la conferencia, Mario Draghi presentará – como viene siendo habitual – su previsión macroeconómica. Los expertos de Barclays no esperan ninguna revisión significativa de las proyecciones presentadas en marzo. La inflación anual para 2015 podría ser revisada al alza - un par de decimales desde el 0% - a tenor del alza de los precios del crudo de los últimos tres meses, reconocen estos expertos. Sin embargo, Bank of America Merrill Lynch (BofAML) confía en que estos pronósticos sean muy similares a los que ofreció en marzo. Entonces el BCE revisó a la baja el IPC de 2015 hasta el 0%, el de 2016 lo elevó al 1,5% y para 2017 lo situó en el 1,8%. En cuanto al PIB, auguró un crecimiento del 1,5% para este año, del 1,9% para 2016 y del 2,1% para 2017.



Su argumento es que el BCE debería tener en cuenta que está trabajando para mejorar la economía y recuperar el apetito por el crédito. Además, los niveles del euro en el entorno de los 1,10 euros le dan margen para reflexionar y pensar en una nueva aceleración de la actividad económica de cara a la segunda mitad de 2015.

Sobre el impacto que tendrá esta reunión en el mercado, dice Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión que "es difícil realizar una estimación del impacto de estas medidas en los mercados financieros. Nos decantamos por pensar que tanto previsiones macro, flexibilización del PSPP y endurecimiento del acceso a la liquidez a los bancos griegos se encuentra descontado por los participantes del mercado".  (Ver: El BCE flexibilizará el PSPP y endurecerá las condiciones a los bancos griegos)

Vea también: "El mercado de deuda nos está diciendo que hay que reestructurar la deuda griega