Las plusvalías generadas por la operación son de 464 millones de euros, de los que 218 millones corresponden a Criteria y los 246 millones restantes, a la petrolera. La desinversión además supondrá la entrada de tres consejos por parte de GIP en la gasista. Es justo la misma representación que tendrán Repsol y ambas contarán con un vicepresidente.

El actual Consejero Delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, ha visto cómo su cargo ha tenido que ser negociado y se mantendrá en la entidad como consejero ejecutivo sin tener adscripción alguna a los accionistas.

Con la venta de este 10% de cada una de las partes, Repsol dará carpetazo a las “presiones” que las agencias de calificación de crédito comenzaron al calor de los bajos precios del petróleo y que culminó con el recorte del dividendo, abriendo especulaciones entre una fusión Repsol-Gas Natural o la compra del negocio de Gas natural licuado. Por su parte, Caixabank, mantiene una participación en la petrolera del 10,05%.

El fondo norteamericano realiza, con esta operación, la mayor en España hasta el momento y que supondría elevar en casi un 12% el total de activos bajo gestión. 



Te interesa leer: Ni Caixabank ni Repsol...esta es la verdadera beneficiada de la venta de Gas Natural