MADRID, 11 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- “Débil”. Así describen el comportamiento del sector financiero europeo los analistas de Barclays en los últimos tiempos. Sin embargo, dentro de la industria, “los bancos del norte han superado de forma notable a los del sur”. Al mismo tiempo, destacan, se han ampliado los diferenciales de los bonos corporativos de alto rendimiento, esto es, la deuda de mayor riesgo.Esta correlación “no es casual” para la firma británica, pues cree que “los movimientos en los mercados de deuda de alto rendimiento podrían ser análogos al coste de capital que el mercado aplica a los banco del sur en relación a sus compañeros del norte”. Así, consideran que una ampliación mayor de los diferenciales de estos bonos podría implicar un rendimiento inferior adicional para estas entidades.

Sin embargo, los analistas de Barclays anticipan que el incremento de la rentabilidad de esta deuda de mayor riesgo ha tocado techo y el rendimiento debería mejorar cuando las salidas de fondos de estos activos se reduzcan. Esto podría traducirse en una mayor fortaleza bursátil para entidades como Banco Popular, Alpha Bank y Unicredit.
En los últimos 12-18 meses, las valoraciones de los bancos del sur han convergido con las de las entidades del norte en lo que respecta a la relación del ratio precio-beneficio; pero a dos años vista, los primeros superan a los segundos con una prima del 20%. Para el bróker británico hay tres explicaciones a este comportamiento:

- Que el mercado es más positivo que el consenso sobre las ganancias del sector financiero de la periferia; o viceversa, más negativo con respecto a los beneficios de los bancos del norte.
- Que la visión a dos años de los resultados no esté contando con el componente cíclico de los mismos; pues con un horizonte temporal de tres ejercicios las valoraciones convergen de nuevo.
Leer también: Banco Popular: el 86,34% de los accionistas opta por recibir el dividendo en acciones
- Que el mercado esté listo para aplicar un coste de capital menor para los bancos del sur. “Esto podría reflejar una mayor disposición de los inversores en el sur de Europa a mirar más lejos en el futuro, o una mayor confianza en los modelos de negocios”.