Banco Popular obtuvo un beneficio neto de 63 millones de euros hasta marzo, lo que supone un descenso del 39,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.
Banco Popular ha logrado este resultado mediante la generación de unos ingresos totales superiores a los del primer trimestre de 2013 y después de realizar provisiones netas por importe de 385 millones de euros.

Las provisiones llevadas a cabo sean aún elevadas y que el margen de intereses refleje un entorno económico caracterizado por el desapalancamiento y el incremento del ahorro.

Tras la reducción de las entradas en mora, la ratio de morosidad ha disminuido siete puntos básicos, por primera vez en siete años, y se ha situado en el 14,28%, marcando así un claro cambio de tendencia que se ve reforzado igualmente con la venta de inmuebles, que se triplica respecto al primer trimestre de 2013 alcanzando los 248 millones de euros

Apúntese gratis a las alertas de cambio de ciclo bursátil, pinchando aquí