MADRID, 16 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Banco Espírito Santo (BES) rebota hoy con fuerza tras los descensos de ayer. En estos momentos, la entidad lusa sube más de un 8% después de dejarse ayer un 14% y tras la prohibición de las posiciones cortas. No obstante, las alertas continúan sobre el futuro del banco.

Informa El Economista que la familia Espírito Santo, principal accionista de BES, se enfrenta a una difícil tesitura: si solicita el concurso de acreedores para reordenar las deuda de su holding financiero Espirito Santo Financial Group (ESFG), se expone a perder su participación en la entidad.
La saga familiar, con una participación del 20,1% tras la colocación de Nomura del 4,99%, no puede desprenderse de esa participación porque constituye el aval de una emisión de bonos convertibles emitidos en noviembre de 2013. Sin embargo, Diário de Notícias publicaba ayer que la participación podría ser utilizada para pagar a los bonistas si la familia Espírito Santo solicita el concurso de acreedores.
Mientras, Portugal Telecom ha denunciado el impago de una emisión de deuda de 847 millones de euros por parte de Rioforte, una de las filiales de Espírito Santo International y una de las sociedades controladas por la familia Espírito Santo.
M.D.

Lee también: Banco Espirito Santo revive la peor pesadilla de Europa