MADRID, 23 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- Aunque el Viejo Continente amaneció hoy lunes con tímidas compras gracias al buen dato de China, los principales índices europeos no han sido capaces de "aguantar el tipo" y han terminado la sesión con ventas del 0,45% de media (el Ibex se ha dejado un 0,33%, hasta los 11.118,3 puntos). El caso es que el PMI manufacturero de junio para la segunda mayor economía del mundo ha marcado máximos del año en los 50,8 puntos, frente a la previsión de 49,7 y el dato previo de 49,4. Las lecturas por encima de 50 implican una expansión en el sector. Todos los analistas coinciden en que es un “buen dato”. “El Gobierno intenta mantener un momentum económico y ajustar la política monetaria para lograr su objetivo de un crecimiento del 7,5% para este año”, explican los expertos de Pictet Asset Management. “En comparación con la región, la renta variable china parece muy atractiva”, han añadido estos analistas en una opinión que, sin embargo, no han compartido los mismos mercados chinos al terminar la jornada asiática en terreno negativo.

En Europa, el PMI compuesto de la Zona Euro ha decepcionado al mercado al mostrar que la economía se ralentiza hasta mínimos de seis meses. A pesar de que la periferia haya registrado el crecimiento más sólido desde 2007, Chris Williamson, jefe economista de Markit que elabora el informe, está preocupado por “las tendencias divergentes en la Zona Euro”, no sólo por la renovada desaceleración en Francia, sino porque, en Alemania “hay indicios de que la recuperación está comenzando nuevamente a perder momentum”. Los expertos de Capital Economics comparten esta opinión: “La recuperación no es tan sólida como muchos esperaban. Hace tiempo que hemos estado destacando las divergencias entre Francia y Alemania. No es sólo con los PMIs y es una preocupación seria”, afirman. Desde ING, los economistas afirman que “el deterioro adicional en el PMI justifica las recientes medidas del Banco Central Europeo (BCE)”, pero algo menos “optimistas” insisten en que “mantendrá los nervios a flor de piel sobre la posible 'japonización' de Europa”.
No obstante, Williamson da algo de esperanza: “Es de esperar que las recientes medidas de estímulo del BCE ayuden a reanimar nuevamente el crecimiento, algo que quizás ya está quedando de manifiesto puesto que la encuesta de junio ha registrado el mayor incremento de los nuevos pedidos de los tres últimos años”, ha explicado.

En el plano empresarial español, cabe destacar las subidas en Dia (+2,85%) tras vender su negocio en Francia a Carrefour, mientras al otro lado de la tabla Abengoa (-3,49%) ha caído con fuerza en su primera sesión de vuelta al Ibex 35. Banco Santander (-0,34%) también ha sido noticia hoy tras comprar a GE Capital su negocio de consumo en Suecia, Noruega y Dinamarca por 700 millones de euros. En el mercado continuo, destaca el desplome de más de un 30% en los títulos de eDreams-Odigeo, después de que varios analistas hayan reducido el precio objetivo de la compañía debido a sus resultados presentados el pasado viernes.

J.M./C.P.O.