Abengoa está haciendo todo lo posible para frenar la sangría que está experimentando en el mercado. De hecho, el propio presidente, Felipe Benjumea, se ha implicado directamente en el road show que tiene por objetivo la  búsqueda de apoyo financiero que pueda salvar a la compañía.  
 

Objetivo: captar financiación. Aunque para ello tenga que dar entrada a nuevos inversores. Felipe Benjumea tiene claro que hay que frenar la sangría que está viviendo Abengoa durante este mes de agosto y se ha puesto a la cabeza del road show que está llevando la compañía a nivel internacional para buscar  apoyos financieros en la ampliación de capital de 650 millones de euros. Por cierto, superior a la propia capitalización que tiene actualmente la compañía. 

Aunque todavía no hay datos al respecto, lo cierto es que hoy Expansión informa que la ampliación podría dar entrada a algún fondo internacional como nuevo socio. De hecho, fuentes financieras aseguran que Abengoa habría mantenido contacto con inversiones de primer nivel que liderarían la ampliación, entre los que se encuentran inversores árabes, como el Emirato de Abu Dabi, socio de Abengoa en algunos proyectos. 

La famiila Benjumea con otros 300 socios cuentan con el 57% del capital de Abengoadirecta e indirectamente a través de la sociedad Inversión Corporativa, que se ha comprometido a acudir a la ampliación aunque no ha especificado en cuánto pues, si se diluye, podría perder el control.