Raúl Álvaro, senior sales de iBroker, analiza la situación técnica de varios pares de divisas y las perspectivas de cara a la reunión de política monetaria del BCE de este jueves.

Tras la primera vuelta de las elecciones francesas el euro se ha fortalecido hasta niveles de 1,09 unidades. ¿Es nivel para ponerse cortos en el par?

Es un buen momento. Después de la primera ronda de las elecciones francesas se esperaba que el euro rebotara con fuerza y ha habido un gap en la apertura del lunes que lo trasladó hasta niveles de 1.0875 y, además, se ha mantenido hasta 1.0950, básicamente porque descuenta una victoria de Macron en la segunda vuelta con Le Pen y ha disminuido el riesgo sistémico de que venza la candidata ultraconservadora. Además, los datos macro de la eurozona se están consolidando y son bastante buenos. Por fundamentales hay que esperar estos días a las citas clave, como la reunión del BCE, las claves del plan fiscal de Trump y la reunión de la Fed para saber si hay que ponerse cortos o largo, pues el EURUSD podría apurar aún hacia los 1,10, aunque lo normal sería que retrocediera hacia niveles de gap de apertura del lunes en 1.0775 unidades.

¿Qué espera de la reunión del BCE de este jueves?, ¿llevará a cabo algún movimiento el BCE antes de finalizar el QE?

No lo vemos. Los datos de la eurozona están considerando una recuperación, como el dato de Ifo alemán. Pero Draghi va a continuar con una política acomoditicia durante todo 2017, a pesar de los rumores, pues pretende apuntalar la recuperación en el largo plazo y el objetivo de inflación del 2% aún no ha sido alcanzado. Las premisas que ha planteado son que se llegue al 2% de inflación, no sólo a nivel comunitario, también en todos los países lo que es muy complejo, y que la recuperación económica sea latente en el mercado laboral y baje el desempleo.

La reunión de esta semana del BCE no afectará a las divisas, hasta la rueda de prensa de Draghi, que será cuando se muevan las divisas. Si Draghi hace hincapié en continuar con la política acomoditicia, el euro se debilitará y quizás cubra el gap de la apertura del lunes. En cambio, si hace hincapié en que los riesgos mínimos que hay latentes se han acabado, el euro podría fortalecerse hasta 1,10 unidades.

Donald Trump sigue alimentando las subidas de Wall Street por las promesas de presentación de la reforma fiscal y de infraestructuras antes incluso de la reforma sanitaria. ¿Cómo puede influir esta reforma en el mercado?

Vamos a ver si se pone en marcha el plan fiscal y cómo puede influir, pero creo que las altas expectativas son el principal riesgo. Al intentar derogar el Obama Care ni si quiera pudo presentarlo en el Congreso y ahora vamos a ver qué directrices toma con el plan fiscal. Si las directrices están en línea con lo  prometido (bajar el impuesto de sociedades del 35% al 15% y el tipo impositivo del 39% al 25%) podríamos ver una espiral de inflación importante en EEUU. Aun así, los efectos reales se verán a partir de 2018.

Si la reforma impositiva también lleva consigo poner aranceles a ciertos socios comerciales, las divisas de países con relaciones comerciales, como el dólar canadiense o el peso mexicano o el yen podrían sufrir bastante.

De hecho, ¿cómo ha afectado el impuesto del 20% sobre la madera canadiense que Trump ha impuesto en EEUU?

Ha supuesto una debilidad latente en el dólar canadiense, pues se teme que sea el pico del iceberg de otras medidas. Además, también ha habido otros dos factores que han contribuido a la debilidad de la divisa canadiense: el precio del petróleo, pues EEUU se puede abastecer con el fracking y no depender de Canadá, y el gobernador del Banco de Canadá ha dejado clara su postura de que mantendrá los tipos en 0,50 pb este año.

 La libra repuntó tras confirmarse que Reino Unido celebrará elecciones el 8 de junio, pero ¿cómo ha evolucionado en días posteriores contra el dólar?

Después de que Theresa May anunciara el Brexit en marzo y, luego por sorpresa un adelanto de las elecciones, hemos visto un rally de la libra respecto al dólar, de 1.24 a 1.28. Dudamos que pueda mantener estos niveles, pues el dato de ventas minoristas del viernes pasado fue realmente terrorífico, el pero desde 2010, lo que pone en alerta al Banco Central de Inglaterra para que continúe con su política acomoditicia y apoye a la economía, pues choca con las previsiones que tenía hace un año.

Técnicamente el GBPUSD se estaba moviendo en un rango estrecho entre 1,2770 y 1,2850 y un cierre semanal por encima de 1,2850 podría dar pie a que suba a 1,29 y posteriormente enfrente la resistencia psicológica en 1,30. En cambio, si cede, podríamos verla en el soporte de 1,2620.

¿A qué se deben los movimientos tan volátiles que estamos viendo en el yen?

A varios factores. Esta semana hay reunión del BoJ, que continuará con su política ultra flexible y Kuroda dará un discurso que será un “corta y pega” de los anteriores, diciendo que mantendrán estímulos o incluso se aumentarán para llegar a los objetivos de inflación, que están muy lejos.

Además, el apetito por el riesgo se ha normalizado con el resultado de la primera vuelta de las elecciones francesas y la toma de nuevas posiciones en renta variable americana de flujos que venían de activos refugio, como el bono estadounidense, el oro o el yen, también lo han debilitado.  Por otro lado, Trump podría imponer aranceles a Japón, que es un país netamente exportador.

Por técnico, está en 111 y, si supera 111,40 podría tocar los 112 y los 112,50, donde tiene una resistencia importante. Por la parte baja tiene un hueco en 109,50-108. Es complicado que toque los 120 yenes porque en 115,50 tiene una resistencia clave, que ha tocado tres veces y no ha logrado superar.

¿Cuáles son los nuevos requerimientos de la CNMV a los brokers que operan en España?

El pasado 17 de marzo la CNMV hizo un requerimiento a todos los brokers que operen en España, independientemente de que estén regulados aquí o en otro país, y a los brokers que comercialicen CFDs y Forex con apalancamiento superior a 1,10 veces y a cliente minorista, en este caso, la CNMV pide un refuerzo en la información y lo que quiere es que aparezca una advertencia diciendo que son productos no convenientes para el cliente retail, independientemente de que el clientes los lleve operando tiempo o sea novel. Lo que pide a parte de esto es que se dé más información sobre el producto, se mejore la transparencia y se advierta de que es un producto de alto riesgo y que el cliente dé el consentimiento expreso con su firma indicando que es consciente de esto.

Todo lo que sea proteger al inversor retail, dar más transparencia e información es bueno y es importante que el regulador deje la última palabra al inversor, que sea quien decida si le es interesante contratar el producto o no. Al final, los brokers que opten por la transparencia serán los que saldrán reforzados de estas medidas exigidas por el regulador, como ha pasado con otros brokers de países que han tomado medidas, como Alemania, Bélgica, Francia o Reino Unido.