Zynga planea vender un pequeño número de acciones en su oferta pública inicial, adoptando una estrategia utilizada por LinkedIn para mantener el control de la empresa, mientras recauda dinero para la expansión.

Zynga puede poner menos de un 10% de sus acciones a disposición del público en su salto a la bolsa, según una fuente consultada por Bloomberg. Esto se compara con el promedio de 24% entre las ofertas de las tecnológicas en el último año, tal y como apunta la agencia estadounidense.

Con una escasa venta de acciones en su aparición en el parqué, las empresas protegen el valor de las participaciones de los inversores existentes. Un salto en el precio de las acciones les permitiría recaudar más dinero en meses posteriores con un mayor valor.

LinkedIn se aupó un 73% desde su salida, y el CEO de Zynga, Mark Pincus es probable que apueste por un aumento similar, pero “no hay garantía de que se mantengan altas”, comentó David Menlow, presidente de IPOfinancial.com, una firma de investigación.

“Las compañías en este tiempo se dan cuenta de que hay un delirio de fe en marcha”, aportó Menlow. “El riesgo es que, como director general creas que son mejores de lo que realmente lo son. La realidad puede ser algo muy diferente”, añadió.

A Zynga y a LinkedIn les une otra cuestión. El presidente y co-fundador de esta última, Reid Hoffman, es a su vez el consejero de Zynga y uno de sus primeros inversores.

Zynga, el principal desarrollador de juegos para Facebook, aún no ha presentado una oferta pública inicial, y sus planes pueden cambiar. La compañía de San Francisco está en conversaciones para que Goldman Sachs lidere la venta de acciones al final del mes, según aporta Bloomberg. Sin embargo, el portavoz de Zynga Dani Dudeck, declinó hacer comentarios tanto sobre la salida como al número de acciones que serán vendidas.

A las 21.11 hora española, LinkedIn cede en el parqué neoyorkino un 2,06% hasta 76,22 billetes verdes.