El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defenderá en la cumbre del G-20 que se celebra esta semana en Londres la necesidad de llevar a cabo acciones dirigidas a eliminar obstáculos que afecten al canal del crédito y un compromiso político para abrir mercados, según fuentes gubernamentales. España ve crucial que el encuentro de líderes mundiales implemente una estrategia de largo alcance que tenga en cuenta la importancia de reducir la incertidumbre y fomentar la credibilidad del sistema financiero mundial, y en la que los Estados sigan actuando como garantes de último recurso.