Comienza la etapa de publicación de resultados y no parece que Wall Street lo vea con muchos ánimos. Los principales índices americanos cotizaban en negativo en preapertura a la espera de conocer cuáles serán las cifras de Alcoa del segundo trimestre del año. Los expertos anticipan un incremento del 34% en los beneficios de las empresas del S&P500 para este período.

Wall Street sigue la estela marcada por las plazas europeas al inicio de la sesión. Los principales indicadores adelantan números rojos justo después de cerrar su mejor semana en un año y antes de dar el pistoletazo de salida a una temporada de resultados en que Alcoa será la primera representante. Y ello a pesar de que los expertos barajan que las empresas del S&P500 incrementen un 54% sus beneficios para el tercer trimestre del año.

Hoy será el gigante de aluminio pero mañana le tocará el turno a Intel, JP Morgan y al cierre de la semana Bank of America y General Electric.  Por el momento, Alcoa espera la confirmació nde la mejora en sus beneficios con un tibio repunte del 0.18% en sus títulos. La corrección en los mercados de materias primas no ayuda precisamente al valor.

La preapertura convierte hoy a la petrolera británica BP en uno de los valores más alcistas. Sus acciones recuperan un 6% en la Bolsa de Londres, y en la de Nueva York, sus ADR se anotan ya avances del 3,1%, en medio de las informaciones sobre posibles desinversiones, para poder hacer frente al impacto negativo del vertido de crudo en las costas del Golfo de México.

La sequía de datos macro en la jornada de hoy en Wall Street concede aún mayor protagonismo a los resultados empresariales. Los analistas anticipan un incremento medio próximo al 34% en los beneficios de las empresas integrantes del S&P 500, correspondientes al segundo trimestre del año.