La cadena de restaurantes de comida rápida estadounidense Wendy's, ganó 29,9 millones de dólares (20,7 millones de euros) en el tercer trimestre, un 57% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior tras segregar su negocio de cafeterías 'Tim Hortons'. La tercera cadena de hamburgueserías de EEUU incrementó ligeramente su facturación en el periodo con respecto al mismo trimestre de 2006, hasta 631,1 millones de dólares (438,9 millones de euros). El número de establecimientos abiertos en el ejercicio, considerados un indicador de la fortaleza comercial, creció un 0,2% en el trimestre comparado con un aumento del 4,1% en el ejercicio anterior. El presidente de la compañía, Kerrii Anderson, señaló que durante el trimestre siguieron la estrategia de la compañía y mejoraron significativamente los resultados "a pesar de un entorno muy duro y competitivo y presiones sobre los costes".