El parqué neoyorquino ha frenado en seco las ganancias de la última jornada motivadas por Europa y este lunes se deja llevar por las dudas que vienen –nuevamente- desde el viejo continente. En plano prácticamente cotizan los tres principales índices bursátiles a la espera de los datos macroeconómicos y envueltos en movimientos corporativos por valor de 15.000 millones de dólares. 

Los ánimos están caldeados y es que en Wall Street no gusta la influencia –más bien nefasta- que ejercen los índices europeos sobre su economía. De hecho, este mismo lunes la agencia Thomson Reuters ha dado a conocer una encuesta en la que las compañías estadounidenses “achacan” buena parte de la inestabilidad actual y la que está por venir a las dudas sobre Europa.

Tras los primeros compases, el S&P 500 avanza un 0,20% en los 1.364 puntos, seguido del tecnológico Nasdaq, un 0,14% arriba, y el Dow Jones que suma un ligerísimo 0,03% en los 12.883 enteros. JP Morgan encabeza las ganancias dentro del Dow Jones con una ligera subida del 0,50%. Los que caen son mayoría y vienen las pérdidas encabezadas por Groupon, Microsoft y General Electric, entre otros valores.

A la espera del dato del PMI manufacturero, entre otros, los movimientos corporativos suman unos 15.000 millones de dólares en suma y vuelven a escena.

El ámbito empresarial quedara cubierto por Bristol-Myers Squibb y Amylin después de que la primera haya anunciado la posible compra de la segunda por 31 dólares por acción o 5.300 millones de dólares en efectivo.
La firma alemana de gas, Linde, estaría planeando vender nuevas acciones para ayudar a financiar la adquisición de Lincare Holdings, por 4.600 millones de dólares. Además Micronha comprado Elpida por 750 millones de dólares en efectivo.

Esta mañana la prensa ha publicado que Chevron ha reconocido una filtración en su refinería de El Segundo.