La Bolsa de Nueva York cerró hoy la sesión con ganancias y el índice Dow Jones de Industriales subió el 0,29%, después de conocerse algunos datos favorables de ventas de casas nuevas y de desempleo en Estados Unidos. Ese indicador bursátil avanzó 30,69 puntos y llegó a 10.464,40 unidades, la cota más alta en este año, en tanto que el selectivo S&P 500 subió el 0,45% (4,98 puntos) y finalizó en 1.110,63 puntos, también su nivel más alto en 2009.
Después de algunas dudas iniciales en cuanto a qué dirección seguir, los principales indicadores de Wall Street lograron mantener una moderada tendencia alcista y cerrar en positivo antes de hacer una pausa el jueves, debido a la celebración del Día de Acción de Gracias en EE.UU. Un descenso mayor al esperado en peticiones de subsidios por desempleo y un fuerte incremento en las ventas de casas nuevas en octubre, contribuyeron a afianzar la trayectoria positiva y a neutralizar el descenso que registró el mercado bursátil neoyorquino el día anterior.

El debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas también favoreció la inversión en materias primas, incluido el petróleo y el oro, que en este ultimo caso sigue negociándose a precios de récord. Por un euro se pagaban este miércoles 1,5144 dólares al cierre del mercado bursátil, comparado con 1,4965 dólares el día anterior.

Entre las empresas del Dow, Boeing (1,85%), Caterpillar (1,79%), Pfizer (1,53%), DuPont (1,38%) y Disney (1,26%) lideraron el avance.

La jornada fue menos favorable para las financieras incluidas en ese índice y Bank of America descendió el 0,93%, JPMorgan Chase perdió un 0,75% y la aseguradora Travelers bajó el 0,62%, en tanto que American Express se revalorizó un 0,68%.

Las petroleras ExxonMobil (0,66%) y Chevron (0,77%), las mayores de EE.UU. y que forman parte también del Dow, también vieron cómo se revalorizaban sus acciones, lo que coincidió con una jornada igualmente alcista en el mercado neoyorquino del petróleo. El precio del barril de crudo de Texas para entrega en enero subió 1,94 dólares o un 2,55% y quedó en 77,96 dólares.

La deuda pública estadounidense a diez años subía de precio y ofrecía una rentabilidad del 3,26%.

Los inversores estarán atentos en próximas sesiones a cualquier dato relacionado con el inicio, el viernes, de la temporada de compras navideñas en Estados Unidos, una temporada que es vital para el comercio minorista.