El mercado americano abre con subidas tras un dato de paro semanal mejor de lo esperado. Sin embargo, la lectura final del PIB del tercer trimestre ha desilusionado, mostrando una inesperada reducción del crecimiento económico de EE.UU.. El Dow Jones suma un 0,16% hasta los 12.126 puntos, el S&P un 0,12% y el Nasdaq un 0,21%. En el mercado de divisas el euro regresa al soporte de los 1,30 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas alcanza ya los 99 dólares.


Tras el cierre mixto de ayer en Wall Street, el Nasdaq recupera terreno acarreado por las pérdidas en la mayoría de las compañías de software después de que Oracle comunicara unos resultados trimestrales débiles. Sin embargo, Oracle no levanta cabeza, aunque las caídas son más discretas que ayer y cede un 0,14%.

Dentro del Dow Jones, los bancos estadounidenses respiran tranquilos nuevamente tras sufrir daños colaterales acuciados por la incertidumbre que les invadió ayer tras las inyecciones de liquidez a los maltrechos bancos europeos. Bank of America sube un 0,38%, Goldman Sachs un 0,82%, Citigroup un 2,53%. Además, el miércoles, el Departamento de Justicia anunció un acuerdo de 335 millones de dólares con Bank of America sobre las prácticas discriminatorias en los préstamos de Countrywide Financial.

Las acciones de Yahoo! suben un 2%, tras conocerse que la compañía valora una propuesta para vender participaciones en Yahoo Japón y el Grupo Alibaba. La operación tendría un valor de aproximadamente 17 millones de dólares.

Antes de la apertura se han conocido las solicitudes semanales de subsidio por desempleo. Dichos requerimientos cayeron en 4.000 personas hasta una tasa ajustada de 364.000 en la semana terminada el pasado 17 de diciembre. Los economistas encuestados por Briefing.com esperan que el número de estadounidenses que solicitaron por primera vez beneficios por desempleo aumentara a 380.000, desde los 366.000 de la semana anterior.

También se dio a conocer antes de la apertura la tercera estimación del producto interno bruto del tercer trimestre. Se preveía que la cifra final de PIB mostrase una tasa anual del 2% en el tercer trimestre, sin embargo, EEUU creció menos de lo esperado, un 1,8%.

También se harán públicos informes sobre la confianza del consumidor y los principales indicadores económicos también son de barril después de la apertura del mercado.