El mercado americano abre sin tendencia clara. La volatilidad se hace con los índices que caen, especialmente el Nasdaq, que cede un 0,71% arrastrado por las pérdidas de Oracle. El Dow Jones pierde un 0,18% hasta los 12.082 puntos y el S&P 500 un 0,22%. Las dudas sobre si las inyecciones de liquidez a los bancos europeos surtirán efecto se hacen notar también en EE.UU.. En el mercado de divisas el euro regresa al soporte de los 1,30 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas sube a 97,86 dólares.

Los inversores de Wall Street miran escépticos hacia Europa y la subasta de liquidez a 3 años que hoy a llevados a cabo el BCE. La entidad presideda por Draghi ha inyectado 489.000 millones con los que se pretende descongestionar el mercado y que fluya el crédito. Mientas tanto, la Fed aprieta las tuercas a su sistema financiero y aumenta los requerimientos de capital y liquidez a las entidades. Mientras tantos, los bancos pierden terreno. Bank of America cede un 0,68%, Goldman Sachs un 1,18%, JPMorgan un 0,5% y Citigroup un 0,69%.

Si bien, la compañía que está en el punto de mira este miércoles es Oracle. Cede un 13,71% después de anunciar ganancias por debajo de las expectativas. El fabricante estadounidense de software obtuvo en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal un beneficio neto de 2.192 millones de dólares.

Otra vez a vueltas con Research in Motion, que sube cerca de un 9% ante los rumores de que podría ser nuevamente objetivo de un intento de compra. Reuters señala que Amazon y el fabricante de la Blackberry mantienen conversaciones aunque esta mañana Wall Street Journal ha publicado que Microsoft y Nokia estarían “flirteando” con la idea de hacer una oferta conjunta por RIM en los últimos meses. Amazon, por su parte, pierde un 1,03%, Microsoft un 0,52% y Nokia un 1,04%.

En el apartado macroeconómico, los inversores estarán pendientes de la venta de viviendas existentes, que se podrían haber incrementado en 5.04 millones – tasa interanual- durante el mes de noviembre, según los analistas.