El parqué estadounidense inicia la semana sumergido en el rojo por culpa, como en anteriores sesiones, de Europa y la crisis griega, a lo que hay que sumarle la rebaja de previsiones de crecimiento para EE.UU. que ha hecho públicas Goldman Sachs. El Dow Jones se deja un 0,17% hasta los 11.984 puntos, el Nasdaq un 0,12% y el S&P 500 un 0,18%. En el mercado de divisas el euro sube a 1,43 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas cae a 92 dólares.

Boeing ha logrado pedidos para 17 aviones del nuevo 747-8 Intercontinental de dos clientes diferentes, valorados en 5.400 millones de dólares a precio de catálogo. Sin embargo, los inversores se muestran cautos y hacen que el valor caiga un 0,63%.

Ante la caída del precio del crudo, las petroleras pierden posiciones. ConocoPhillips cede un 0,67%, BP un 0.81% y Exxon Mobil un 0,32%.

A destacar las relevantes pérdidas que registra el sector financiero, donde Bank of America pierde un 1,26%. Wells Fargo un 1,33%, Goldman Sachs un 1% y Citigroup un 0,76%.

En el apartado macroeconómico…
Goldman Sachs recortó su previsión de crecimiento del PIB de EE.UU. para el segundo trimestre al 2%, desde el 3%, por la creciente debilidad de los últimos meses y el alto desempleo. La noticia fue un golpe para la economía de EE.UU. que se esperaba que fuera en su camino hacia la recuperación.