El mercado estadounidense comienza la sesión en tono mixto. La inesperada revisión a la baja del dato de PIB del tercer trimestre agua la cotización de los principales índices de Wall Street. El Dow Jones cede un 0,22% hasta los 11.525 puntos, mientras que el Nasdaq un 0,34% y el S&P 500 un 0,20%. En el mercado de divisas, el euro se mantiene en los 1,35 dólares.

Antes de la apertura del mercado se ha conocido el dato revisado por segunda vez del PIB del tercer trimestre. Los expertos esperaban que no sufriera variaciones, sin embargo, la economía estadounidense creció en este periodo menos de lo que se había pronosticado, en concreto, esta revisión deja el PIB en el 2%, frente al 2,5% previsto. No obstante, falta aún una revisión para conocer el dato oficial.

Los futuros de Wall Street no se olían la rebaja del dato de PIB del tercer trimestre y cotizaban en positivo, luego que las agencias de calificación ratificaran la nota crediticia del país con un ojo puesto en el techo de deuda. El súper comité del Congreso que debatirá el plan de reducción de déficit, integrado por seis senadores y seis miembros de la Cámara de Representantes, tiene plazo hasta el miércoles para identificar recortes de unos 2,2 billones de dólares en el déficit a lo largo de los próximos diez años.

Así pues, el S&P 500 vuelve a perder el soporte de los 1.195 puntos en la apertura y tras recuperarlo in extremis ayer.

Esta tarde la Reserva Federal dará a conocer las minutas de su última reunión de política monetaria.

El precio de los bonos del Tesoro de EE.UU. a 10 años disminuyó ligeramente, empujando el rendimiento hasta el 1,97%.

En el apartado empresarial, las acciones de Hewlett-Packard sufren tras reportar ganancias y ventas trimestrales inferiores a las del año pasado y por debajo de expectativas. Las acciones de HP se hunden un 5,51%.

En el mercado de divisas y materias primas, el dólar perdió terreno contra el euro y la libra esterlina, pero subió frente al yen japonés.

El petróleo para entrega en enero ganó 1,19 dólares a 98,11 dólares el barril.

Los futuros del oro para entrega en diciembre subieron 16.20 dólares a 1,694.80 la onza.