Wall Street cierra su mejor sesión de la semana. Los ánimos volvieron al otro lado del Atlántico entre el repunte del oro y la calma que parece llegar sobre el mercado de deuda europeo. Los índices americanos caminaron en positivo, el Dow Jones de Industriales ganó un 2,76 por ciento hasta los  10.172,53 puntos, el Standard & Poor´s 500 subió  un 2,95 por ciento hasta los  1.086,84 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq avanzó  un 2,77 por ciento hasta colocarse en los 2.218,71 puntos.
El promedio industrial Dow Jones escaló 273,28 puntos, o un 2,76 por ciento, a 10.172,53 unidades. El índice Standard & Poor´s 500 subió 31,15 puntos, o un 2,95 por ciento, a 1.086,84 unidades, mientras que el índice Nasdaq Composite ganó 59,86 puntos, o un 2,77 por ciento, a 2.218,71.

El índice de energía del S&P subió un 4,9 por ciento. Las acciones de la petrolera británica BP que se negocian en Nueva York escalaron un 12,3 por ciento a 32,78 dólares, un día después de una caída de cerca del 16 por ciento.

Los títulos de la empresa de servicios petroleros Baker Hughes Inc escalaron un 10,6 por ciento a 42,42 dólares, por una mejor recomendación de JPMorgan.

España vendió 3.900 millones de euros en bonos de referencia a tres años, con una fuerte demanda, una señal positiva para los inversores preocupados por el interés en la deuda de las atribuladas naciones europeas.

China confirmó que sus exportaciones escalaron cerca del 50 por ciento en mayo, en comparación con el mismo mes del año anterior, lo que calmó a los inversionistas preocupados por el impacto de la crisis europea en el crecimiento mundial.