La bolsa de Nueva York afronta un nuevo día presionado por las ordenes de venta en una marco en el que Europa y China toman protagonismo a la par que las referencias macro. En concreto el DJ se deja un 0,14% hasta los 12.563 puntos. El euro por su parte cotiza sobre los 1,43 dólares.
 
 

Tras cerrar ayer con un ligero sesgo bajista los números rojos encuentran hoy continuidad con temas europeos y asiáticos en el fondo del armario. Por un lado tenemos la nueva subida de tipos de interés en China, la tercera en lo que va de año, algo que podría hilar con las decisiones que se tomen mañana en el seno del Banco Central Europeo.

Por otro lado, nuevo golpe a las economías de la zona periférica de Europa. Esta vez le ha tocado el turno a Portugal y ha sido Moody´s la que ha rebajado el rating de la vecina hasta el nivel de bono basura lo que ha provocado nuevos incrementos en los CDS lusos.

Además en el plano de indicadores macro de la economía americana las peticiones de hipotecas en EE UU cayeron un 5,2% en la semana finalizada el pasado 1 de julio, frente al descenso del 2,7% registrado la semana anterior.

En el plano empresarial a pesar de que la sociedad de inversión de Warren Buffett, Berkshire Hathaway, participa en un consorcio que estudia la compra por unos 8.000 millones de dólares del negocio de préstamos al consumo de Citigroup, las acciones del gigante financiero caen punto y medio pocentual.

Con esto el barril de Brent cae hasta los 112 dólares mientras que el de referencia al otro lado del Atlántico, el West Texas lo hace hasta los 96 dólares.

El oro resiste por encima de los 1.500 dólares la onza.