La bolsa de Nueva York rebota tímidamente en la apertura por encima del 0,15% a pesar del rally que están viviendo los mercados europeos. Lo cierto es que los medios estadounidenses apuntan a débiles datos de gastos e ingresos en el mes de noviembre cuando crecieron tan sólo un 0,1%. De confirmar la tendencia al alza, el S&P 500 podría cerrar la semana con un repunte cercano al 3%. El par euro/dólar, en el 1,30.

Apertura en Wall Street en la jornada prenavideña. Los tres índices principales de Nueva York suman avances, siguiendo en línea con lo que avanzaban los futuros, y rebotan en los primeros compases un 0,17% tanto el S&P 500 como el tecnológico Nasdaq, mientras que el Dow Jones de industriales cotiza semiplano con unas ganancias del 0,09% y pierde los 12.200 puntos.

El Departamento de Comercio ya ha dado a conocer los datos macroeconómicos de la jornada correspondiente al gasto de los estadounidenses, así como a los pedidos sobre bienes duraderos, todos correspondientes al pasado mes de noviembre. El dato de ingresos y gastos de los estadounidenses repuntó un ‘débil’ 0,1%, parafraseando a los medios americanos, mientras que la sorpresa viene de la mano del dato sobre bienes duraderos que repuntó un 3,8%, muy por encima de las previsiones de los analistas que apuntaban a un 2,2% arriba.

En lo que respecta al dato de venta de casas de nueva construcción se espera un repunte hasta las 313.000 unidades, frente a las 307.000 del mes anterior. De confirmarse este dato, el sector inmobiliario estadounidense confirmaría la recuperación que está viviendo ya tras el repunte también del dato de ventas de viviendas usadas.