Los futuros de la Bolsa neoyorquina encarrilan su cuarto día consecutivo sumergidos en las compras. Prima el optimismo en Wall Street gracias a los buenos ánimos que se respiran en Europa por una posible salida a la crisis griega. Mientras, las commodities siguen de capa caída en un claro aviso de que la recesión podría estar más cerca de lo que los líderes políticos advierten. El euro/dólar se mantiene en el 1,36.

Europa ayuda y mucho a la bolsa americana que repunta en las horas antes de la apertura impulsada por los buenos aires que recibe desde el otro lado de Atlántico. Grecia parece que presentará nuevas medidas de austeridad y la eurozona empieza a consolidar su salida de la crisis a través de un plan creíble y compacto después de tantos vaivenes.

Los futuros del S&P 500 suben en la preapertura un 0,7%, el Dow Jones de industrials se anota otro 0,95% -tras la especular jornada del martes con un cierre un 1,30% arriba- y el tecnológico Nasdaq es el más beneficiado a esta hora, se deja llevar por las compras, y rebota un 1,5%.

El Departamento de Comercio, ya en plano macroeconómico, hará público el dato de encargos de bienes duraderos del mes de agosto, para el que los economistas de Thomson Reuters mantienen imperturbable respecto al mes de julio.