Los inversores estadounidenses no saben si salir o entrar. La inestabilidad europea ante el inminente rescate de Irlanda que no llega les hace dudar. Pese a que la apertura ha logrado se en verde, el Dow Jones no ha tardado en cede un 0,03% hasta los 11.020 puntos, mientras que el Nasdaq sube un 0,30% y el S&P 500 un 0,12%. En el mercado de divisas la moneda americana se fortalece frente a le europea que cotiza a 1,35 dólares y, en el de materias primas, el barril de petróleo se compra a 81,74 dólares.

Tras salvar ayer los 11.000 puntos por los pelos, el miedo de los inversores está poniendo nuevamente en peligro este nivel para el Dow Jones. Todo apunta a que la inestabilidad europea está detrás de estos movimientos pues, pese a que el anuncio del rescate oficial de Irlanda parece tener los minutos contados, no llega. Para colmo, las subidas de las bolsas europeas son débiles, “un mero rebote técnico por lo que volverán a caer”. Con este panorama, Wall Street no se anima.

A las nuevas que llegan del otro lado del Atlántico hay que unirles las del propio territorio yanki, entre ellas, el dato de IPC de octubre. Parece que la deflación es una sombra cada vez más alargada en EE.UU. y, es que, hoy se ha conocido que el IPC repuntó un escaso 0,2% el mes pasado, por debajo de las expectativas. Así, el dato anual muestra un avance de los precios del 1,2%, también una décima menos de lo previsto.

También han supuesto un varapalo los datos de construcción de viviendas de octubre pues ha salido mucho peor de lo esperado. La edificación de viviendas cayó un 11,7% el mes pasado, mientras que el mercado esperaba un aumento del 2%.

Así pues, no es de extrañar que también las solicitudes semanales de hipotecas cayeran la semana pasada a su nivel más bajo en cuatro meses. Las peticiones de préstamos cayeron un 14,4% a 713,6.

A todo esto hay que unirle que las primeras voces republicanas en contra de la política expansiva de la Fed se han hecho oír en el Parlamento de EE.UU., lo que podría desencadenar desencuentros y reducir la capacidad decisiva de Bernanke.

En el apartado empresarial…
Este miércoles se ha conocido que el Fondo de Garantía de Depósitos de EE.UU. (FDIC) podría haber presentado cargos contra 50 bancos que declararon su bancarrota pero, cuyas malas gestiones no fueron investigadas.

Con las condiciones de la OPV de General Motors ya sobre la mesa, se calcula que la resucitada automovilística podría obtener hasta 22.700 millones de dólares en esta operación.

La Comisión Europea ha dado luz verde a la compra de parte Unilever del negocio de perfumería de la estadounidense Sara Lee, con la condición de que se desprenda de la marca Sanex para evitar problemas de competencia. Hoy Sara Lee sube un 0,27% en el NYSE, mientras que Unilever avanza un 0,70%.

La compañía española Iberdrola se ha deshecho de su participación indirecta en tres gasistas estadounidenses. El comprador ha sido UIL Holdings por un total de 1.250 millones de dólares. UIL sube un 0,44% en el NYSE, mientras que Iberdrola lo hace un 0,30% en el Ibex 35.