Los futuros de los principales índices americanos cotizan con subidas. El S&P500 suma un 0.1% y alcanza los1506 puntos. El Nasdaq eleva en un 0.18% el precio de su cotización – que se mueve en los 2747 puntos- mientras que el Dow Jones cotiza plano en los 13897 puntos. Lo hacen pendientes de Linkedin, que sube más del 9% después de arrasar con sus resultados, y de los datos de déficit que se darán a conocer. En el mercado de divisas, el euro rebota ligeramente frente al dólar, hasta las 1.3406 unidades.
En el plano macroeconómico, el gobierno publicará su cifra mensual de déficit a las 14.30 horas. Las previsiones apuntan a que el déficit se habría estrechado hasta los 45400 millones de dólares en diciembre, desde los 48.700 millones del mes anterior, según las previsiones de Briefing.com. Un dato que mejorará gracias al incremento de las exportaciones, como consecuencia de la política de “dólar débil” impulsada por la FED.

Además, el Departamento de Comercio dará a conocer los inventarios de venta al por mayor del mes de diciembre a las 16 horas, con una previsión de incremento de siete décimas, una décima por encima de la subida de noviembre.
En el plano empresarial, Linkedin Corp se mantiene en el centro de atención después de su anuncio de resultados- en los que incrementó en un 81% su beneficio neto, hasta los 303.6 millones de dólares - y los pronósticos alcistas en Wall Street, por encima de las previsiones.

Boeing ha conseguido relegar a su competidor, Airbus, después de lograr el primer puesto en la industria en 2012 con record en pedidos en el mes de enero. Las agencias de EEUU han aclarado que Boeing no sólo podrá comenzar las pruebas de vuelos del 787 para obtener más datos sobre las baterías potencialmente defectuosas sino que además tendrá examinar más de cerca cómo fueron aprobadas, lo que podría retrasar las entregas del nuevo modelo de la compañía.

RadioShack ha nombrado a Joseph Magnacca como nuevo consejero delegado de la compañía en tanto que Dreamworks podría recortar hasta 500 empleos de los 2000 de plantilla tras los decepcionantes resultados y retrasos en su última película.