Los futuros de Wall Street cotizan con subidas. El Dow Jones suma un 0.25% - hasta los 13.189 puntos – el S&P500 avanza un 0.26% hasta los 1416 enteros mientras que el tecnológico supera el 0.2% de revalorización, hasta los 2788 puntos. Protagonista  de la sesión HP; después de publicar pérdidas de más de 8000 millones de dólares en su tercer trimestre.  En el mercado de divisas, el euro sigue acumulando las órdenes compradoras frente al dólar, en los 1.2560 billetes verdes.
El mercado americano cotiza en positivo en preapertura. Los principales índices suben, de media, un 0.2% que llevan al Dow Jones a los 13.189 puntos. El S&P500 avanza hasta los 1416 enteros mientras que el tecnológico supera los 2788 puntos. Lo hacen después del optimismo insuflado ayer por la publicación de las actas de la última reunión de la FED que alimentó las especulaciones en torno a que los banqueros centrales podrían comenzar a tomar medidas expansivas para favorecer el crecimiento económico.

Las referencias económicas del día comenzarán por las peticiones semanales de subsidio por desempleo, a las 14.30 para la que se prevén que se incrementen en 365.000 nuevas solicitudes, frente a las 366.000 de la semana anterior. El departamento de comercio dará a conocer las ventas de viviendas nuevas del mes de julio, que podrían subir hasta las 365.000, desde las 350.000 del mes anterior.

En el plano empresarial, HP cede más del 4% en preapertura después de que la compañía anunciara pérdidas de 8900 millones de dólares, debido a la caída en la venta de ordenadores personales. Unas cifras a las que contribuyeron, según ha explicado la compañía, los 13.900 millones que pagó por Systems Corp.

Los títulos de Big Lots ceden cerca de un 2% después de anunciar un beneficio por debajo de lo esperado y recortar la previsión para lo que queda de ejercicio. La compañía ganó 0.39 dólares por acción, dos centavos menos de lo pronosticado por el mercado.

Además Lockheed Martin se ha hecho con contratos de la Marina y la Armada estadounidense al tiempo que la aerolínea Qantas ha cancelado un pedido del 787 de Boeing tras registrar pérdidas anuales.