Bernanke, divisas y las noticias que llegan de Europa. Lo cierto es que con todos estos factores parece que Wall Street ha puesto fin a su racha alcista. El Dow Jones cede un 0,2% hasta los 11.372 puntos. El Nasdaq cotiza plano mientras que el S&P500 cotiza con números rojos y, al ritmo del 0,11%, abre en los 1.223 puntos.
La puerta abierta que ha dejado Ben Bernake a la compra de más bonos por parte de la Reserva Federal ha centrado las inversiones en deuda y dólar, enfriando así el apetito por la renta variable estadounidense. Unas medidas que se llevarían a cabo en caso de que, como ocurrió el pasado viernes, los informes sobre el mercado laboral sigan emitiendo síntomas de debilidad. Así los indicadores de Wall Street han comenzado la sesión con caídas del 0,2% que han llevado al dow Jones a los 11.372 puntos. Caídas que se han visto ampliadas en el caso del S&P500 que ha marcado caídas del 0,11% en los primeros minutos de negociación mientras que el tecnológico cotiza plano sobre los 2.591 enteros.

Pero el mandatario de la Reserva Federal no ha sido el único causante. Desde Europa tampoco llegan noticias que permitan insuflar algo más de optimismo. Y es que la euforia que había provocado el BCE con sus compras de bonos se ha diluido hoy cuando los mercados han vuelto a poner de manifiesto la división existente en el seno de la Unión Europea. Por un lado, Jean Paul Juncker intentando emitir euro bonos y Alemania, por otro reiterando su rechazo a aumentar la cuantía del fondo de rescate así como de esta nueva emisión. Una situación que provoca las ventas del euro, que retrocede hasta las 1,33 dólares.

En el plano empresarial….

El Dow Jones comenzará con la atención puesta en uno de sus integrantes de mayor peso, Pfizer. La mayor farmacéutica del mundo ha anunciado por sorpresa la retirada de su consejero delegado, Jeffrey Kindler, y su sustitución por Ian Read, máximo responsable hasta ahora de la división biofarmacéutica del grupo. Las acciones de Pfizer responden con subidas del 0,72%, hasta los 16,72 dólares.

En el sector financiero, Bank of America es el protagonista de la sesión después de que Bank of America haya informado a los reguladores estadounidenses de que ha vendido activos suficientes para cumplir con las condiciones fijadas en el rescate de 45.000 millones de dólares por parte del gobierno. Este aumento de capital, procedente de la venta de negocios y distintas acciones, pondrá fin a una de las incertidumbres que ha perseguido al mayor banco de Estados Unidos durante la mayor parte del año.

La entidad sufre una caída de más de medio punto porcentual, hasta los 11,86 dólares. Mientras que en el resto de compañías del sector los rcortes son del 0,3%, en el caso de JP Morgan, o del 0,39% para Morgan Stanley, lo que lleva a sus títulos hasta los 25,64 dólares.


En el plano corporativo, 3M ha anunciado la compra de la división tecnológica del grupo Winterthur por 448 millones de dólares en un esfuerzo por mejorar y ofrecer una gama más amplia en esta industria. Según el acuerdo, la estadounidense pagará 62 francos suizos por cada acción de la suiza a través de la Oferta Pública de Adquisición (OPA) y la oferta está condicionada a la licitación del 66,67% del capital de Winterthur. Una operación que ha sido recibida con ventas en los títulos de la estadounidense. Cede un 0,14% y abre en los 86,94 dólares.