Las acciones estadounidenses subieron el lunes y quebraron tres sesiones consecutivas de pérdidas, por señales de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, lograría el apoyo del Senado de Estados Unidos para un segundo mandato. La noticia calmaba preocupaciones de los inversionistas.
El referente Apple reportó tras el cierre del mercado resultados trimestrales mejores a los esperados, lo que en un principio impulsó a sus acciones y a los futuros de los índices estadounidenses.

Durante la sesión regular, los inversionistas impulsaron a las acciones de gran capitalización, que se habían derrumbado el viernes en medio de la peor racha de tres jornadas de Wall Street en 10 meses.

Las acciones de Apple subieron en la sesión regular un 2,6 por ciento a 202,87 dólares.

Legisladores estadounidenses parecían inclinarse por aprobar el nombramiento de Bernanke, después de que la Casa Blanca defendió su lucha contra la crisis financiera en un esfuerzo por ganar votos.

"(Bernanke) es claramente lo que lo impulsó", dijo Stephen Massocca, director gerente de Wedbush Morgan, refiriéndose a la recuperación del mercado de acciones.

Massocca dijo que recuentos privados sobre el respaldo a Bernanke mostraban que la mayoría de los senadores votaría por la confirmación.

El promedio industrial Dow Jonesb ganó 23,88 puntos, o un 0,23 por ciento, a 10.196,86 unidades. El índice Standard & Poor's 500 .SPX avanzó 5,02 puntos, o un 0,46 por ciento, a 1.096,78 unidades.

El índice Nasdaq Composite  subió 5,51 puntos, o un 0,25 por ciento, a 2.210,80 unidades.

Las acciones de IBM  escalaron un 0,5 por ciento a 126,12 dólares, mientras que las de Hewlett-Packard ganaron un 1,6 por ciento, y estuvieron entre las principales ganadoras del Dow.

El índice de semiconductores de Filadelfia .SOXX subió un 1,4 por ciento.

Tanto el Dow como el Nasdaq tocaron terreno negativo brevemente, después de datos de la Asociación Nacional Inmobiliaria que mostraran que las ventas de las casas usadas cayeron a un ritmo récord en Estados Unidos en diciembre, lo que destacó la dependencia del mercado de vivienda de la ayuda del Gobierno.