La Bolsa de Nueva York inició la semana con alzas, sostenida por sus valores bancarios, que se beneficiaron con la recapitalización del banco suizo UBS, afectado también por la crisis de los créditos a riesgo 'subprime'. El Dow Jones ganó 0,74% hasta los 13.727 puntos, mientras que el Nasdaq subió un 0,47%hasta los 2.718 puntos.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 subió por su parte 11,30 puntos a 1.515,96 unidades (+0,75%). A la espera de la decisión monetaria de la Reserva Federal (Fed) el martes, los operadores "apreciaron el interés de los inversores extranjeros por los valores financieros que pasan por un período negro", resumió Owen Fitzpatrick, analista del Deutsche Bank. Pese a nuevas pérdidas del orden de los 10.000 millones de dólares a causa de inversiones en créditos inmobiliarios a riesgo ('subprime') en Estados Unidos, el primer banco suizo UBS anunció su refinanciamiento por parte de dos inversores, entre ellos un fondo de Singapur. 'UBS dijo en una palabra 'hicimos lo que debíamos para resolver nuestros problemas con los subprime+ y los mercados lo valoraron', comentó Marc Pado (Cantor Fitzgerald). UBS 'devolvió la confianza a los inversores', porque dijo que la crisis inmobiliaria 'ya pasó'. Rebaja de tipos La esperanza de una reducción de las tasas de interés en Estados Unidos para evitar un endurecimiento de las condiciones del crédito, también pesó sobre la tendencia, según Peter Cardillo (Avalon Partners). Subrayando que los inversores ya integraron una flexibilización del costo del crédito, Cardillo, al igual que la mayoría de los analistas, indica que la incertidumbre se mantiene en su amplitud: medio punto porcentual como sueñan los inversores o cuarto punto como consecuencia de la solidez del empleo, uno de los indicadores de la salud de la economía. La tasa directriz de la Fed ya fue reducida dos veces desde setiembre, de 5,25% a 4,50% a fines de octubre. El mercado obligatorio, terminó en baja. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 4,149%, contra 4,120% en la noche del viernes, y el de los títulos a 30 años a 4,615%, contra 4,585%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.