Tras una sesión festiva en la que el mercado festejaba su Labor Day, los inversores regresan al parqué norteamericano con fuerza en una sesión “huérfana” de referencias macroeconómicas. El Dow Jones de industriales suma un 0,48%, el S&P 500 sube un 0,80% mientras el tecnológico Nasdaq repunta un 0,90%. Todo ello en una jornada en la que el precio del crudo escala posiciones hasta el entorno de los 70 dólares/barril mientras la onza de oro cotiza en 1.000 dólares. En el mercado de divisas, el euro se mantiene fuerte frente al billete verde y se cambia por 1,4475 unidades.

Wall Street abre sus puertas y lo hace con energía. Parece que la jornada de descanso que se han tomado los índices americanos ha sentado bien a los inversores que se decantan, sin dudarlo, por las compras. Una alegría que regresa a un escenario prácticamente vacío de datos macro. Tan sólo el índice NFIB que destaca el aumento del optimismo de las pequeñas empresas de Estados Unidos durante el mes de agosto. No obstante, el mercado aún tiene en mente los propósitos del G20 de mantener los planes de estímulo económico por el momento. Así, El Dow Jones de industriales suma un 0,48%, el S&P 500 sube un 0,80% mientras el tecnológico Nasdaq repunta un 0,90%.

Los movimientos corporativos también centran parte de la atención del mercado. Y no es para menos después de que Kraft Foods se haya mostrado plenamente decidida a adquirir al grupo británico Cadbury, que ayer rechazó la oferta de compra de 16.700 millones de dólares del mayor grupo de alimentos de EEUU. Operación que no parece sentar bien al mercado y que penaliza a los títulos de Fraft Foods un 1,58%. Caídas que viven también los títulos de Smithfield Foods después de dar a conocer sus cuentas. La compañía registró una pérdida de 107,7 millones de dólares durante el primer trimestre del año frente a la pérdida de 13,2 millones de dólares durante el mismo periodo del ejercicio anterior.

Las ventas también se apoderan del gigante asegurador AIG. Tras la enorme revalorización que vivió la compañía de hasta un 250% respecto a los mínimos de marzo, AIG continúa su descenso. Una corrección que le lleva a perder hoy un 3,49% después de la rebaja de recomendación hasta sobreponderar que hace Credit Suisse. Si miramos al sector bancario, JP Morgan gana un 0,53%, Morgan Stanley suma un 0,42%.

Pero la jornada viene marcada por la escalada de posiciones que protagoniza el precio del crudo, por encima de los 69 dólares/barril a la espera de la reunión que los ministros del OPEP mantendrán este jueves – y para la que no se esperan sorpresas-. Con ello, Exxon Mobil sube un 1,39%, ConocoPhillips repunta un 0,86% mientras Chevron lo hace un 1,22%.

Una revalorización que experimentan también otras materias primas. Es el caso del oro, valor que hoy encara la sesión con su sesión de valor refugio al posicionarse en los 1.000 dólares la onza. Freeport-McMoRan Copper & Gold se anota una subida de un 3,52%.