Arranca la semana en la bolsa neoyorquina y lo hace con ganancias tímidas, pero que, sin duda, ayudan a consolidar niveles importantes. La subasta del Tesoro estadounidense marcará las próximas sesiones en WS, como también lo harán, según los expertos, “los datos de consumo, la crisis de la eurozona y la situación de la deuda estatal”. Quizás no todos los riesgos “estén descontados por el mercado”, apuntan los analistas. El par euro/dólar se mantiene en el 1,34 al cambio. 

¿Alguien duda ya de la existencia de una ‘guerra de divisas’? No y es más, la escasa o nula ventaja con la que cuenta la moneda única hace que el par euro/dólar sea poco “atractivo” para los expertos en las próximas semanas. Sara Carbonell, responsable de clientes de CMC Markets, afirma que el par podría irse a la “zona de 1,35”, aunque recomienda prudencia en las dos próximas semanas. Sin embargo, mantiene su apuesta por “el dólar/yen”, par que no descarta ver en niveles de 95 al cambio en las próximas semanas, como resultado de la política de devaluación de su moneda en la que parecen haberse embarcado ambas economías.

La cita de la jornada en Estados Unidos viene de la mano de la subasta de letras a tres y seis meses por parte del Tesoro. Con el bono estadounidense a diez años en el 1,95% de rentabilidad exigida, el estratega técnico de Auerbach Grayson & Co, aseguraba que “la ruptura del 2%” podría ser “una señal de cambio en el corto plazo para la renta fija”.

El otro aspecto del que los inversores estarán pendientes será de los resultados de Loews. En sus manos está quizás el nombre del sector ‘lujo’ a nivel internacional. La compañía hotelera registró unas pérdidas trimestrales de 32 millones de dólares, o 0,08 dólares por acción, a cierre del año, en comparación con las ganancias de 271 millones del año anterior. Detrás de estos números rojos se encuentran las catástrofes naturales y el incremento de costes en energía y servicios financieros de alguna de sus filiales.

Y mientras la SEC y Dell se verán las caras ante la petición de accionistas del grupo informático por posibles dudas en su cotización. Los directivos de Dell dicen sentirse "tranquilos". (Vea aquí el documento de la SEC)

Con este contexto, los futuros estadounidenses apuntan al verde con subidas que rondan el 0,20% en el caso de los tres principales índices y que llevan al S&P 500 al nivel de los 1.515 puntos, el Dow Jones de industriales se coloca en los 13.952 enteros, mientras que el Nasdaq alcanza el nivel de los 2.777 puntos.

“No creemos que el mercado haya descontado de manera adecuada el riesgo que supondrán futures recortes de gasto”, afirma el analista de renta fija de Barclays Ajay Rajadhyaksha en un artículo publicado por Market Watch, En este sentido, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró sentirse “engañado” o “traicionado” en cierta medida por los republicanos en su intento de alcanzar un acuerdo que resuelva el problema de la deuda pública del país, durante el acto denominado “inaugural address” que da comienzo a su segunda legislatura. A esta situación de incertidumbre, se suman los datos de consumo estadounidense, según los expertos, y la crisis de la zona euro con Chipre esta jornada como centro de la polémica, a pesar de que el rescate ha sido aplazado hasta marzo.

En terreno de commodities, el crude oil Texas se coloca en los 95,44 dólares el barril con un ligero recorte en la previa a la apertura del mercado, mientras que el metal dorado, también en rojo, cotiza en los 1.657 dólares la onza de oro.