El mercado estadounidense abre en color mixto, aunque la indecisión es evidente y se materializa en los escasos movimientos de los primeros compases. El Dow Jones sube un 0,04% hasta los 13.916 puntos y el S&P 500 un 0,01%, mientras el tecnológico Nasdaq cede un 0,06%. Todo ello después de que los ministros de Finanzas de las principales economías del mundo, el llamado G7, emitieran hoy una declaración comprometiéndose a no determinar las tasas de cambio de las divisas. Mientras tanto, el par euro-dólar recupera los 1,34 dólares. En el mercado de materias primas, el barril de West Texas cotiza en 97,62 dólares.

Ante de la apertura de Wall Street, los ministros de finanzas del G-7 se han pronunciado acerca de la acuciante ‘guerra de divisas’ mundial. Estos líderes económicos han reafirmado su compromiso de dejar que los mercados determinen las tasas de cambio de las divisas. Tras este comunicado, el euro ha seguido fortaleciéndose frente al dólar hasta los 1,34 dólares.

La declaración se produce en medio de la creciente preocupación de que las políticas económicas del primer ministro japonés Abe Sinzo están dirigidas a estimular el crecimiento económico a costa de devaluar el yen y aumentar los ingresos por las exportaciones. Japón es uno de los miembros del G-7.

Además, los inversores permanecerán atentos esta noche al primer discurso del nuevo mandato de Obama sobre el estado de la Unión. El presidente empleará su discurso para reivindicar medidas económicas que chocan contra los deseos de la oposición republicana.

En el apartado empresarial, hoy los inversores han conocido antes de la apertura los resultados de Coca-Cola. La famosa marca de bebidas obtuvo en el cuarto trimestre de 2012 con un beneficio por acción de 0,45 euros, frente a los 0,44 que esperaba el consenso, y a los 0,36 del mismo periodo de 2011. las acciones de Coca-Cola ceden un 1,86%.

El fabricante estadounidense de neumáticos Goodyear, por su parte, obtuvo un beneficio neto de 183 millones de dólares (136 millones de euros) en 2012, lo que supone una caída del 43% respecto a 2011. Los títulos de Goodyear se desploman un 4,39%.
McGraw-Hill, propietario de la agencia de calificación Standard & Poors que la semana pasada fue demandada por el gobierno estadounidense por un fraude de 3.700 millones por sus calificaciones previas a la crisis, también ha rendido cuentas. La antigua editorial, ahora reconvertida en grupo financiero, comunicó que las ganancias trimestrales en sus operaciones continuas aumentaron un 76 por ciento, impulsadas por mayores emisiones de deuda. Sus títulos caen un 0,47%.

Hasta el lunes, dos tercios de las empresas del S & P 500 habían informado de los resultados del cuarto trimestre. Un 70% de ellas han superando las previsiones, según Oliver Pursche, presidente de la firma de servicios financieros Gary Goldberg & Company.

El banco británico Barclays anunció que recortará 3.700 empleos en todo el mundo después de presentar unas cuentas que han estado por debajo de lo esperado. Cae un discreto 0,12%.

Las acciones de Netflix suben un 2,55% tras conocerse que está trabajando con Dream Works para desarrollar una serie infantil. Las nuevas películas de Dream Works estarán a la venta a través de Netflix este mismo año.
Hoy la Secretaría de Hacienda dará a conocer sus datos presupuestarios mensuales. Los títulos del estudio de animación se revalorizan un 1,73%.

Para los amantes de las acciones tecnológicas eestadounidenses, desde Iriondo Inversiones una estrategia de pares, bajista en Apple- alcista en Google.   (Ver: ¿Dónde han ido los 202.000 millones de dólares que han salido de Apple?)

Antes de la apertura se ha conocido que las ventas minoristas ICSCde EEUU cayeron un 2,5%.