Los principales índices de la bolsa de Nueva York comienzan la última sesión de la semana con descensos, después de conocerse que EEUU destruyó empleo en septiembre por primera vez en siete años, mientras que el dólar sube hasta alcanzar máximos de diez semanas.

Así las cosas, Wall Street arranca el viernes con bajadas y sin nuevos récords, después de que en la sesión de ayer, el Dow Jones registró su cuadragésimo sexto récord del año, al avanzar un 0,50%, después de que la Cámara Baja de EEUU aprobase la resolución del presupuesto general del Estado para el año fiscal 2018, cifrado en 4,1 billones de dólares, lo que allanó el terreno para impulsar la reforma fiscal que promueve el presidente Donald Trump.

Sin embargo, hoy el mercado estadounidense se tiñe de rojo una vez que se ha conocido que el empleo en Estados Unidos bajó en septiembre por primera vez en siete años, como consecuencia de los huracanes Harvey e Irma. Y es que los huracanes han dejado a los desplazados temporalmente desempleados y retrasaron las contrataciones, lo que es un indicativo de que las tormentas minaron la actividad económica en el tercer trimestre.

Según los datos del Departamento del Trabajo publicados hoy,  las nóminas no agrícolas bajaron en 33.000 empleos en septiembre, el primer descenso desde el mismo mes de 2010.

Los analistas consultados por Reuters esperaban un incremento de 90.000 nominas.

La tasa de paro se ha reducido, sin embargo, al 4,2% en septiembre, dos décimas inferior a la registrada en el mes anterior.

 “Aun con todo, es previsible que el dato se tome con reservas y no tenga impacto excesivo en el mercado, al recoger unos impactos muy puntuales”, indican desde Renta 4.

En la misma línea desde el departamento de análisis de Bankinter señalan que “el dato macro importante es la creación de empleo en EEUU, cuya influencia será hoy menor ya que las cifras pueden estar distorsionadas por el impacto negativo de los huracanes en septiembre”.

Por ello,  consideran que los datos de hoy no cambiarán la dinámica positiva de la economía americana. Además, explican que “los niveles alcanzados en EEUU tras 8 sesiones consecutivas al alza y una sesión del lunes, con negociación en bolsa pero menor volumen por la festividad de Columbus Day invitan a una leve toma de beneficios previa al comienzo de la temporada de resultados empresariales”.

En cuanto a los discursos de miembros de la Reserva Federal, una vez que ha tomado la palabra el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, será el turno del presidente de la Fed de Dallas, Rob Kaplan, el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, y el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard.

Con todo el Dow Jones pierde un 0,06% en la apertura; el S&P 500, un 0,22% y el Nasdaq, un 0,25%.

Con el índice industrial en los 22.748,90 puntos, Merk lidera las subidas al avanzar un 0,43%, seguido de Intel y de Pfizer, que avanzan un 0,42% y un 0,35%, respectivamente.

En el lado contrario, Wal Mart encabeza los descensos al ceder un 0,89%, por delante de Goldman Sachs y de Chevron, que se dejan un 0,52%, y un 0,44%.

El dólar sube hasta alcanzar su máximo en 10 semanas, al tiempo que el interés de los bonos  a corto plazo del Tesoro de Estados Unidos registran su máximo de nueve años, una vez que los datos del Departamento de Trabajo de hoy también muestran la mayor subida salarial en el país desde diciembre de 2016, lo que refuerza la posibilidad de que la Fed suba los tipos una tercera vez este año.

Así, el euro se cambia a 1,169 billetes verdes.

Mientras tanto, continúan bajando los precios del petróleo, con el Brent a punto de perder los 56 dólares el barril, mientras que el West Texas se sitúa por debajo de los 50 dólares.