Vodafone y Orange han dicho este miércoles que protestarán contra los planes del Gobierno español de obligarles a ayudar a Telefónica a pagar los servicios universales. Bajo los planes anunciados el martes por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Vodafone debería aportar 31,4 millones de euros al Fondo Nacional para el Servicio Universal por el período 2003-2005, mientras que Orange, división de France Telecom, deberá pagar 20,2 millones de euros.