Vodafone está estudiando la compra de redes de telecomunicaciones en Italia y España, incluyendo las infraestructuras pertenecientes a Tele2, para entrar en el mercado de telefonía fija de acceso a Internet por banda ancha.