El operador telefónico estadounidense Verizon está negociando la compra del grupo de telefonía móvil Alltel, número cinco de Estados Unidos, por 27.000 millones de dólares, lo que le permitiría convertirse en el primer operador móvil estadounidense, según la prensa estadounidense. Verizon estaba tratando de hace años de adquirir Alltel, y había fracasado el año pasado cuanto fue vendida por 27.500 millones de dólares a un fondo de Goldman Sachs. Si compra Alltel, Verizon se convertirá en el primer operador estadounidense de telefonía móvil, con unos 80 millones de clientes, contra 71,4 millones del líder actual, AT&T. Verizon está presente en la telefonía móvil a través de Verizon Wireless, filial que posee en común con la británica Vodafone.