Los futuros de Wall Street dibujan una aperture ligeramente a la baja con caída que no superan el 0,40%. Europa pesa sobre las acciones americanas, así como lo hace la amenaza global lanzada por la agencia Moody´s –última de ellas- sobre 17 bancos mundiales, entre ellos Bank of America, Goldman Sachs y Morgan Stanley. Hoy se dará a conocer uno de los termómetros que miden la economía estadounidense, el dato de construcción de vivienda nueva, y el Índice de Precios de Consumo.

Wall Street apunta al rojo con el viejo continente contagiado por el levantamiento de veto sobre las posiciones cortas en el sector financiero. Especialmente perjudicada se está viendo la banca que encabeza la tabla roja del Ibex 35 con pérdidas que rondan el 5% en el caso del Banco Santander y BBVA.

Los futuros neoyorquinos abren, por tanto, en negativo con una caída del 0,37% en el caso del S&P 500, otro 0,27% recorta el Dow Jones de Industriales, mientras que el tecnológico Nasdaq 100 cede un 0,11%.

En el terreno empresarial, el Departamento de Comercio chino está revisando el acuerdo alcanzado ayer por Google para la compra de Motorola Mobility Holdings por valor de 12.500 millones de dólares.

AMR, la matriz de American Airline, ha publicado unas pérdidas netas de1.100 millones de dólares durante el cuarto trimestre del año, en comparación con los 97 millones del año anterior.

En la parte macroeconómica, el Departamento de Comercio estadounidense dará a conocer el dato de construcción de viviendas nuevas para el que se espera un repunte de 675.000 inmuebles, frente a las 657.000 del mes de diciembre. Los inversores estarán pendientes asimismo del Índice de Precios de Consumo.