En esta ocasión voy a mostrar un acercamiento a dos índices de referencia: el Nikkei 225 en Japón y el Dow Jones30 en Estados Unidos. El primero de ellos inició un tramo alcista a finales de noviembre del año pasado, una vez superados los 9300-9700 puntos. Hasta los casi 16000 puntos alcanzados en mayo supone una revalorización de más de un 70 %



En este gráfico a más largo plazo podemos comprobar la importancia del nivel citado, mostrado con la directriz bajista de color morado. Desde mayo hasta el momento actual el movimiento puede parecer errático, pero se trata tan sólo de una sana corrección que apenas ha llegado al 50% del Fibo tomando todo el impulso del último movimiento.




Más a corto plazo, en esta ocasión en velas de 240 minutos (a diferencia de los anteriores gráficos, con velas diarias) esta es la situación: un soporte en la zona de los 13350, que amenaza con romper. Sin embargo, el índice puede ofrecer una oportunidad de continuación alcista si consigue apoyarse en la base del canal descendente, como parece estar haciendo en estos momentos.



En relación al índice americano, la subida no ha sido tan amplia en número de puntos pero sí más sostenida en el tiempo y menos vertical, lo cual puede darle a priori algo más de fiabilidad. Desde el pasado mes de enero, la subida ha estado en torno al 15 % una vez superados los máximos previos. La corrección al movimiento desde los 12500 hasta máximos parece haberse detenido en el primer Fibo del 38.2% (niveles de 14800 puntos), señal de fortaleza.





No obstante precaución porque las últimas jornadas están siendo de corrección, véase gráfico en 240 minutos mostrado a continuación



Si tuviera que “mojarme” acerca de la perspectiva los próximos meses, apostaría por la continuidad de las subidas en ambos índices, al menos hasta los máximos previos; a partir de ahí, todo es posible…