Uralita anunció el miércoles que redujo prácticamente a cero su beneficio neto del primer trimestre por el agravamiento de la crisis de la industria constructora tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en España.  Uralita registró un beneficio neto de 100.000  euros en el primer cuarto del año, en comparación con los 21 millones de euros del mismo periodo del año anterior, dijo en una nota de prensa.  El beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, o Ebtida, cayó un 58% a 20,3 millonesde euros, con un descenso del 33% en los ingresos del trimestre hasta 180,2 millones de euros. En España, el descenso de los ingresos fue del 42%.  "Los resultados no son extrapolables al resto del ejercicio", dijo Uralita en una nota de prensa. La compañía ha llevado a cabo un proceso de reestructuración que ha supuesto el cierre de cuatro factorías y la adaptación de capacidad a las nuevas condiciones de demanda.