Los Consejos de Administración de los italianos Unicredit y Capitalia aprobaron por unanimidad el proyecto de su fusión, del que nacerá el segundo banco de Europa y el primero de la zona Euro. Aunque aún faltan los detalles de la fusión, que serán presentados en la rueda de prensa, ésta se basará en un intercambio de acciones: un 1,12 de las acciones de UniCredit por cada título de Capitalia.
Ahora, la operación tendrá que recibir la autorización de los reguladores italianos y, según los analistas, a principios de otoño podría nacer el nuevo banco, que se llamará Unicredit, y que tendrá una capitalización de 100.000 millones de euros. Tras la asamblea de Unicredit, en Milán, el consejero delegado Alessandro Profumo viajó a Roma, donde está prevista una rueda de prensa para presentar la fusión junto con el presidente de Capitalia, Cesare Geronzi. Durante la mañana, el consejero delegado de Capitalia, Matteo Arpe, presentó su dimisión, después de que en estas últimos meses había tenido serias discrepancias con la presidencia de Capitalia respecto al futuro de la entidad. Aunque aún faltan los detalles de la fusión, que serán presentados en la rueda de prensa, ésta se basará en un intercambio de acciones: un 1,12 de las acciones de UniCredit por cada título de Capitalia. El nuevo grupo contará con 170.697 empleados, con 9.289 filiales, de estas 5.000 en Italia, y tendrá cerca de 40 millones de clientes en todo el mundo. Con 100.000 millones de euros de capitalización se colocará como la segunda entidad bancaria en Europa, por detrás del británico HSBC, que tiene una capitalización de 160.000 millones), y seguida de cerca por el suizo UBS (99.000 millones). El nuevo Unicredit será el primer banco italiano en capitalización, pero no supera en cuota de mercado ni en filiales a su director competidor, Intesa-Sanpaolo. De la operación se espera además que se traduzca en sinergias por 1.163 millones.