Una misión de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) inició hoy su segundo examen financiero a Portugal de forma más detallada que el efectuado el pasado agosto.
El Estado luso depende del aprobado de esta evaluación, que se desarrollará durante dos semanas, para recibir el siguiente tramo del préstamo total de 78.000 millones de euros, concedido por los tres organismos (Troika) el pasado mayo hasta finales de 2013, según informan fuentes comunitarias.