Estados Unidos "no podrá escapar más" de la recesión en este segundo semestre del año y la fuerte ralentización en Europa se confirmará, mientras que las economías asiáticas resisten a la crisis, según un análisis publicado hoy por el banco suizo UBS. Según los analistas de la entidad, las medidas monetarias y fiscales adoptadas en EEUU para atenuar las crisis están perdiendo su efecto y el país se sumirá inevitablemente en una recesión, sin previsiones de recuperación a la vista. Se calcula que el crecimiento en términos reales será del 1,3% este año y que en 2009 bajará al 1%. Asimismo, se pronostica que la Reserva Federal estadounidense no aumentará los tipos de interés antes de finales del próximo año.
Sobre Europa, UBS reafirma que la ralentización será fuerte en la zona del euro, pero no prevé una recesión prolongada, en tanto que la inflación se mantendrá elevada y supondrá una presión adicional para los países. Sin embargo, los economistas recalcan que la recesión es "inevitable" para los países más afectados por la crisis inmobiliaria y otros desequilibrios estructurales. Fortaleza asiática, pero no en Japón En cambio, las economías de Asia muestran su fortaleza en este periodo difícil gracias a una demanda interna "en plena expansión" desde hace ya algunos años, aunque UBS avizora "una desaceleración regular del crecimiento del bloque asiático". Sin embargo, la situación no es similar para todos los países, pues Japón "se encuentra al borde de la recesión". Por otra parte, el estudio apuesta por una apreciación del dólar.