Tubos Reunidos obtuvo un beneficio neto de 1,1 millones de euros en el año 2009, lo que representa una caída del 98,7% con respecto al ejercicio anterior, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La cifra de negocio del grupo cayó un 45,7%, desde los 729,4 millones de euros de 2008 hasta los 395,7 millones de euros del ejercicio 2009.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de Tubos Reunidos se situó en 25,2 millones de euros, un 83,6% menos, mientras que el beneficio operativo (Ebit) cayó un 96,6%, hasta los 4,4 millones de euros.

En un comunicado, el fabricante de tubos de acero destacó que con estas cifras "ha cumplido su objetivo de acabar 2009 con resultados positivos, a pesar del entorno de crisis generalizada vivida a lo largo del año".

Tubos Reunidos puso en 2009 un plan de acción para reforzar su actividad comercial y adaptar la actividad productiva a las necesidades del mercado, que la compañía destacó que ha permitido que su posición competitiva a futuro se "haya reforzado y que seguirá reforzándose".

Respecto a las perspectivas para 2010, el grupo señaló que los signos positivos de recuperación de la demanda en sectores claves para su negocio (petróleo, gas, energía), conjuntamente con la incipiente recuperación en mercados como Estados Unidos, así como en las materias primas, se han ido confirmando en los últimos meses, a los que se han unido señales tempranas de una cierta mejora de la situación en Europa, por lo que confía en que la recuperación se irá consolidando de forma gradual y creciente a lo largo del ejercicio.

Aún así, subrayó que será "fundamental" en 2010, "priorizar y seleccionar" los productos y mercados más rentables, así como la adaptación permanente de su capacidad productiva a las circunstancias de mercado.