Los tres principales indicadores de Nueva York han cerrado su jornada en rojo. El Dow Jones cayó hoy un 0,95% hasta los 12.263 puntos, caída porcentual parecida para el Nasdaq. El tecnológico cerró con un descenso del 0,96% en su cotización, quedando en 2.744 puntos. Por otra parte, el S&P 500 sufrió una bajada del 0,78% (1.314 puntos). El precio del West Texas sigue desplomándose hasta 105,83 dólares (3,72% menos). Un euro se cambia por 1,44 dólares en el mercado de divisas.

Hoy ya Goldman Sachs modificaba su consejo sobre las materias primas, cerrando sus posiciones largas en el mercado de las commodities. Además, declaró que hay signos incipientes de destrucción de demanda de crudo. Por su parte, la Agencia Internacional de la Energía defendió los “riesgos reales de que si se mantiene el West Texas en 100 dólares de forma sostenida se producirá una situación insostenible”.

También conocimos que el economista jefe de la Federal Communications Commission declaró que la compra de T-Mobile por parte de AT&T “plantea interrogantes sobre el aumento de precios al consumidor”. Al cierre, AT&T bajó su cotización en un 0,62% (30,47 dólares).

NXP Semiconductor está considerando consultar a sus propietarios otra venta de acciones para este año para satisfacer la demanda de los accionistas. Hoy en el Nasdaq se desplomó hasta 31,02 el precio de su acción (3,69% menos).

Sobre el mundo laboral, AOL, compañía de servicios de Internet y medios, contratará a 800 periodistas para reactivar sus ventas a través de un aumento del contenido de las páginas web de Match, que cubre en torno a ochocientos mercados locales estadounidenses. Su cotización se revalorizó un 0,91% hasta situarse en 19,98 billetes verdes la acción.